Berlín (Alemania)

Es fácil llevar a cabo el “tripfulness” en lugares como Roma, Tokyo o Barcelona, llenos de estímulos, donde la belleza es fácil de encontrar y donde no hace falta estar muy atento para estar presente. Lo difícil es hacerlo en Berlín, donde no sólo no hay “cosas que ver” sino que además es la representación de la mutabilidad en acero y cemento. ¿Por qué? Porque siempre cambia. No recuerdo las veces que he estado en Berlín, y cada vez que voy es una ciudad diferente, en continua transformación.
Queremos ver el Panteón de Agrippa y lo vemos tal y como lo dejaron los romanos. Como fue y en su exacto lugar. Y no queremos que la ciudad cambie, por nada del mundo. En Berlín pasa lo contrario. Excepto la famosa Puerta de Brandemburgo, no hay ningún monumento mundialmente famoso. Lo cual no quiere decir que no haya nada que ver; al contrario. Precisamente como todo cambia, todo es nuevo cada vez, y hay que verlo todo (otra vez).

 

 

Vas una vez y a la siguiente le han puesto una cúpula de vidrio al Reichstag. Paseas por “Berlín Oeste” y ha crecido otro rascacielos en Potsdamer Platz. Vas a comer un “currywurst” y otra tribu urbana habita Prenzauler berg entre sus bonitos edificios, o encuentras otro memorial a los asesinados en los campos de concentración. En Görlitzer park los inmigrantes cada vez lo son de un país diferente, aunque Kreuzberg continúa siendo turco. Los bajos de los edificios estalinistas de Karl-Marx Alle albergan nuevos comercios, y lo que era un aeropuerto, el de Tempelhof, ahora es un enorme espacio público para pasear o cultivar frutas y hortalizas. Algún día el altar de Pérgamo, ahora en la isla de los Museos, volverá a su tierra natal, y no nos extrañará.
Por eso hay que ir a Berlín una vez cada poco tiempo. Porque así como Roma es la ciudad romana y barroca, y París la ciudad moderna, y Barcelona la ciudad modernista…Berlín es la ciudad contemporánea. La ciudad que mejor refleja el siglo XX, el siglo de la velocidad y del cambio. Por eso es impermanente y cíclica. Porque nace y renace. Porque con los totalitarismos y las amenazas mundiales actuales, el siglo pasado está aún muy vivo, igual que Berlín.

No recuerdo las veces que he estado en Berlín, y cada vez que voy es una ciudad diferente. Quizás este sea el motivo.

 

 

 

 

Anuncios

2 Replies to “Berlín (Alemania)”

  1. No se puede describir mejor esta ciudad. Genial Xavi, efectivamente Berlín es la ciudad Contemporánea, por definición. Tres veces he ido, 300 más iré y siempre será diferente, pero igual de Único..!

    Me gusta

    1. Exacto, es así!!! A Berlín hay que volver frecuentemente, pero no como quien ve una película por segunda, tercera o cuarta vez, o relee un libro, por el placer de saber cómo acaba. En Berlín hay que volver para verla de nuevo, pero para ver lo nuevo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s