Yogyakarta y Borobudur (Indonesia)

Ciertamente, quien viaja a Indonesia no lo hace motivado por sus ciudades. Yakarta es quizás una de las capitales del sud-este asiático menos atractivas desde el punto de vista estético, y la mayoría de gente que visita el país musulmán más poblado del mundo lo hace por sus atractivos naturales: el mitificado encanto de Bali (que da para otro post y en el que me gustaría desechar la imagen de lugar con playas paradisíacas: Bali sobre todo destaca por sus bellos paisajes de templos y arrozales, no por su costa, a no ser que seas surfista), los volcanes de Java, los animales de Komodo y Rinca…Es cierto que a nivel cultural es un país muy atractivo, con muchísimo sustrato indígena, especialmente en Sulawesi y Sumatra, así como la propia Bali, de mayoría hindú. Pero, ciertamente, poca gente viaja por sus ciudades.

Yogyakarta, en la isla de Java, es ciertamente una pequeña excepción. Sin ser la ciudad con más encanto del sud-este asiático (para mí este galardón se lo lleva Georgetown, en Malasia), esta población es quizás la más atractiva de toda Indonesia.

DSC_0532.JPG

Nos hospedamos en el Hotel 1001 Malam, a una calle de Malioboro, en el turístico pero auténtico barrio de Soroswijayan. Sin duda esa zona es con mucho encanto, ves mucha vida por la calle y me recuerda a Kao san road en Bangkok pero sin tantos turistas. En las callejuelas hay mucha vida local donde sin duda la gente es lo mejor: te los lugareños saludan y hablan contigo. Sin duda, uno de los mejores aspectos de Indonesia es su gente, en las zonas no turísticas, donde es encantadora.

 

DSC_0546

El ambiente de Malioboro al anochecer me pareció fantástico y muy poco turístico, puesto que hay muchas tiendas, pero sobre todo es para gente local. Músicos callejeros, chiringuitos de comida…muy divertido, sin duda.

Desde Yogyakarta, donde además también se puede visitar el palacio del Sultán (Kraton), que a mí me decepcionó un tanto, es recomendable hacer diferentes escapadas de un día. Una excursión interesante y variada, porque incluye templos, pueblos y naturaleza, podría englobar el volcán Merapi y el templo de Borobudur. Para ello se recomienda coger un coche con conductor.

El volcán Merapi había explosionado hacía poco, y el paisaje era espectacular por lo desolador. Borobudur, por su parte, es una de las estupas más impresionantes de todo el sud-este asiático, y  quizás el mejor ejemplo de yacimiento arqueológico tras los templos de Angkor (Camboya) y Bagán (Myanmar).

DSC_0609.JPG

DSC_0607.JPG

Pero quizás lo mejor fueron sus alrededores: el paisaje es precioso, y hay pueblos muy auténticos. Un bonito panorama de palmeras y plantaciones de café dieron paso a Karang, un lugar donde se hace tofu artesanalmente.  Los turistas no van por ahí, y paseando por ese pueblo, auténtico totalmente, la gente nos saludaba, sonreía, hablaba con nosotros…la experiencia fue magnífica.

DSC_0624.JPG

Quizás el mayor atractivo de Indonesia sea su naturaleza, pero sin duda vale la pena pasar un par de días al menos en Yogyakarta y sus alrededores, para disfrutar de la cultura local, esa maravilla que es Borobudur y el encanto de los alrededores.

DSC_0602.JPG

DSC_0634

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s