Islas Feroe

Las Islas Feroe, una región autónoma de Dinamarca pero que no pertenece a la Unión Europea, es un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza. Aún son pocos los que deciden visitar este archipiélago situado en el Atlántico Norte, y aquellos que lo hacen reciben como recompensa el gozar de unas tierras con una naturaleza espectacular y una cultura que no ha perdido ni un ápice su autenticidad, y todo ello sin apenas turistas.

2015-08-02 15.26.53

 

Las islas Feroe son un país que la mayoría de la gente no sabe que existe. Y no es extraño, ya que en la mayoría de los mapas del mundo no aparecen. Y si están, lo hacen marcadas por dos o tres pequeños puntos apenas visibles a simple vista. Esto también significa que puede ser difícil para los turistas, siempre a la búsqueda de nuevos destinos, imaginar la versatilidad de lo que se ofrece en las islas Feroe.

Situadas entre Escocia e Islandia, el archipiélago de las Feroe es una región autónoma de Dinamarca formado por 18 islas de origen volcánico. Su principal atractivo es su naturaleza espectacular. Sin apenas bosques, destacan sus grandes extensiones de prados verdes, sus ríos cristalinos y sus impresionantes acantilados, además del encanto de su arquitectura, de casas de colores y techos a dos aguas hechos de hierba. Las islas Feroe son un destino ideal para quien esté interesado en la observación de aves, senderismo, pesca y otras actividades al aire libre. Se puede disfrutar de los senderos haciendo trekking o se puede permanecer al borde de los acantilados observando espectaculares vistas. Los pueblos tienen un encanto especial y al estar enmarcados en medio de prados y muchas veces al borde de lagos o del mar se crean unos contrastes preciosos.

2015-08-02 20.26.14.jpg
La pequeñez de las islas no es una desventaja en la actualidad. Por el contrario, debido a su reducido tamaño y el relativo bajo conocimiento que se tiene de ellas, son un destino muy atractivo para la gente que ha estado en todas partes y está buscando algo nuevo. En estos días en que cada vez más los destinos son más parecidos, las islas Feroe siguen siendo auténticas y únicas, y quieren que siga siendo así, desarrollándose sosteniblemente.

2015-08-03 20.10.51

Yo estuve tres días en las Feroe. Solo hay un vuelo semanal desde Barcelona, y, por lo que me informé, siete días allí “es demasiado”. A ver, si eres un enamorado total de la naturaleza y te encanta el senderismo, de estos que planifican sus trekkings y caminan 30 quilómetros cada día, entonces perfecto. Pero no es mi caso. Me gusta la naturaleza, y me gusta andar (10-12 quilómetros al día, tampoco nos pasemos) así que pensé que tres días era lo ideal. Volé desde Copenhague (donde, por cierto, llegué vía Berlín, tras pasar un par de días allí, ya que me salía más barato que no volando directamente desde BCN a la capital danesa).

IMG_0429.jpg

Las Islas Feroe, efectivamente, son espectaculares, y los paisajes son únicos…sí, puedes encontrar también montes y praderas verdes en lugares como Galicia o Escocia, pero no es exactamente lo mismo. Viajar en coche por las islas es ir viendo, tras cada curva, un paisaje nuevo donde se mezclan colinas más o menos todas de una misma altura con saltos de agua, casitas de colores (geniales las que tienen hierba en el tejado), ríos, lagos y ovejas. A pesar de ello, el viaje me sentó algo agridulce, por dos motivos: la lluvia (llovió la mitad del tiempo) y lo caro que es. Claro, si vas tres días, pagas 400 euros por el alquiler del coche y la lluvia te fastidia, pues no te vas con una sensación del todo positiva, porque cada día aprovechado te ha costado un pastón. Pero bueno, quiero pensar que compensa, porque lo visto realmente no lo había vivido nunca. El primer día hice Torshavn, la capital, que más que una ciudad es un pueblo. Muy bonita la zona de Tinganes.

2015-08-02 20.27.09.jpg

 

Nos alojamos los tres días en la capital y desde allí nos movíamos a los diferentes lugares de la isla…no queríamos ir cambiando de alojamiento por tan poco tiempo porque tampoco teníamos planeado ir a Klasvik. Por cierto, un consejo: para ir de Torshavn al resto de las Feroe, el GPS te indica al carretera de la montaña…el problema es que hay tanta niebla (al menos los días en que estuvimos nosotros) que no se ve a más de cinco metros (no exagero), con lo cual es peligroso…yo aconsejo pasar del GPS al salir y pillar siempre la carretera de la costa…esto sirve tanto para ir al aeropuerto como para ir a las demás islas. El segundo día fui a Vestmanna. Interesantes los acantilados…hay momentos sobrecogedores aunque por lo general no es que sea algo brutalmente espectacular. Con todo, vale la pena.

 

2015-08-03 10.29.49

IMG_0464IMG_0468

A partir del mediodía, el chasco: queríamos ir a Gjogv para visitar el pueblo y hacer alguna ruta a pie por allí. Pero llovía. Fuimos igualmente, porque, aunque no salgas del coche, los trayectos ya valen mucho la pena. Y, si llueve, aun más: cuando llueve, de las colinas brotan saltos de agua cada escasos metros, y es muy espectacular ir en coche y ver todas las cascadas, totalmente controladas porque no invaden casas ni carretera…es como si de las laderas “sangrara” agua…la verdad es que algo que no había visto nunca, realmente espectacular. Los paisajes de las Feroe son brutales, pero me atrevería a decir que, cuando llueve, aun lo son más, por ello mismo: los saltos de agua crean un efecto muy bonito en las verdes montañas, unos paisajes realmente únicos.

2015-08-04 07.45.49.jpg

 

Al tercer día, otro chasco: queríamos ir a Mikynes. Hacía un tiempo espléndido y parecía que la cosa sería inolvidable, estábamos a punto de llegar y…el barco da la vuelta. Había muy mala mar y, a pesar de no llover, el capitán consideró que sería peligroso. Teníamos que esperar unas horas para volver, a riesgo de que sucediera lo mismo.

 

2015-08-04 17.54.06.jpg2015-08-04 10.39.19.jpg

Decidimos olvidarnos de Mykines y, muy a pesar nuestro, dejar los frailecillos para otro año, si es que se da la ocasión de volver. Al menos aprovecharíamos la tarde. Hicimos la excursión (1 hora de ida y otra de vuelta, más o menos) al lago Sorvagsvatn (también llamado Leitisvatn). El trekking vale la pena puesto que la recompensa al llegar es espectacular: desde lo alto de la colina se divisa el lago, el mar, los acantilados y los montes. Una de las mejores imágenes de la isla.

2015-08-04 17.45.022015-08-04 17.54.09.jpg

 

Cabe decir que el alojamiento es caro. Nosotros optamos por un AirBnB y creo que fue una magnífica elección. Nos costó 65 euros (muy buen precio para las Feroe) y estábamos en una casa particular pero en una especie de apartamento a parte, con cocina y baño para nosotros solos. Además, de vez en cuando compartíamos interesantes conversaciones con los propietarios, una pareja de mediana edad encantadora, que incluso un día nos dijeron si queríamos cenar con ellos, varias especialidades locales, como por ejemplo una especie de carpaccio de ballena. Fue de lo mejor del viaje: el poder compartir experiencias y aprender de la forma de vida, costumbres y cultura feroenses.

IMG_0547IMG_0546.jpg

 

En definitiva, un viaje muy interesante, con unos paisajes realmente únicos. Piensas a veces que estás en otro planeta, con esas colinas verdes sin árboles, los lagos y ríos que se suceden, las casas de cuento….pero también empañado en parte por el frío (aunque sepas a lo que vas, fastidia estar a 7 grados en agosto) y sobre todo la lluvia, que te impide hacer algunas cosas. Vale que disfrutas enormemente de los paisajes desde el coche, pero si no puedes salir, todo se queda en algo agridulce. Especialmente lo digo por no haber podido lo que se supone que es lo mejor de todo (Mykines). Pero bueno, es el riesgo que hay. No es el mejor viaje que he hecho pero sí que es un paisaje excepcional y me ha gustado conocerlo.
IMG_0518IMG_0533.jpgIMG_0524.jpg

IMG_0538.jpg

Anuncios

2 Replies to “Islas Feroe”

  1. Si te gustaron las Feroe seguramente te gustará mucho EN LOS CONFINES DEL MUNDO (Last places) de Lawrence Millman.
    Entre un barco rapido y uno lento escogia el lento, entre un barco lento y caminar escogia ésto ultimo ouesto que el ir a pié hace de este mundo el lugar vasto y desconocido que era en el pasado (L. Millman)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s